sábado, junio 05, 2010

81. Remember

Volví al subidón de la montaña rusa, reconozco que esta vez me asusté.
Estaba sola y mientras no pensaba o lo hacía demasiado, me sorprendían voces en el viento.
Sabía que era absurdo pensar que tú aparecerías esa noche, entre los ecos y ruidos del lugar...
No eras tú, tenía que aceptarlo. Te fuiste a otro lugar.
Lloré a través de una carcajada espantosa,
y algo extraño me dio fuerzas para continuar,
para quitarme eso que normalmente deja cicatrices.

Mi corazón ya no parece a prueba de bombas
ya no sé si tengo la capacidad de contar mi vida en un cuento.
No me has contado mucho de la tuya... pero siempre sonríes pícaramente,
acariciándome la mejilla y a veces alcanzando hasta mi pantorrilla.
Diste en el blanco con esa mirada, pero no lo sabías,
creías que podías seguir intentando y a mi me encantaba.
(Me tenías ganada, pasa que ahora lo sabes y no sé si es miedo eso que me invade).

Siempre termino exagerando todo,
pero sé que esta vez no me inventé más de una cosa.
Al fin y al cabo esta vez buscaba la realidad,
contar cuentos sin inventar un más allá...
Confesándote que después de ése lunes he cerrado los ojos y he pensado en tus sueños,
hacerme de polvos mágicos y adentrarme en ellos
y en deshacer el nudo ése que nos mantiene separados.

Ésta vez soy yo la que necesita saber de ti.
Cuéntame qué hay después de los puntos suspensivos.

Explícame ésta última historia...
Después puedo llorar, gritar, sentir sufrir
y ser feliz, disfrutar y sonreír, si es posible eso después de ti...

1 comentario:

(H)ada dijo...

"Llore a través de una carcajada espantosa, y algo extraño me dio fuerzas para continuar, para quitarme eso que normalmente deja cicatrices" Increíble!!