jueves, enero 14, 2010

Seis. Demencia

-Vas a seguir atado a ella si no haces algo, y te vas a seguir lamentando.
-Estoy pensando.
-Vas a tardar años entonces, acepta que no puedes
-Sí, está bien... no puedo. No puedo decirle que no puedo estar más con ella.
No puedo decirle que no puedo terminar la relación, que incluso tengo miedo a que me persiga, que me haga daño después de eso. No puedo porque ella está enferma, está loca.
-Cuándo lo descubriste!!? Por dios, si no me dices...
-Ya, te lo juro que estoy pensando cómo hacerlo.
-Si estabas pensando que ella te iba a dejar, no lo hará.
-Sí, eso estaba pensando.
-Ja! Eso pensé... no te dejará porque entonces todo este tiempo, sería haberlo invertido en nada. Tiene que tener una ganancia después de tanto teatro y como para dejarte así como si nada... No lo creo.

4 comentarios:

José dijo...

Cierto.. si no te deja es por algo.. aunque aveces no dejan a la persona por miedo a lstimarla..

Salu2

Davidopoulos dijo...

y qué pasó después???? esto no es justo!

Paloma dijo...

me encanta el diálogo. es muy ingenioso ! me gusta tu blog, un abrazo :)

Darthpitufina dijo...

Qué cierto eso de que uno no deja una relación, por mucho que le perjudique continuarla, por aquello de las energías invertidas...
Los seres humanos somos pésimos economistas emocionales...

Besotes.