viernes, julio 10, 2009

Tómame de la mano,
tómame de una oreja,
tómame si quieres de un pie,
tómame y no me dejes un segundO más en la oscuridad
hay demasiadOs ruidOs que me asustan.
Abrazame la cara como lo solías hacer.

El frío me sigue enfermando,
y el sol me sigue quemando
contigo nada me solía dañar.

Tómame del cabello,
tómame y no me dejes más.
Tómame incluso del ombligo,
sólo quiero que me lleves contigo.

No me dejes aquí,
no me dejes esperandO a alguien más,
no me incites a pedir otra compañía,
de nada me sirve sonreírle a los demás
sólo contigo quiero estar.

3 comentarios:

Julio César Serralde Ávila dijo...

"tómame incluso del ombligo"

eso es bonito

saludos

http://nomireslalunademasiado.blogspot.com

E.V.R dijo...

sencillo, lo sencillo puede ser hermoso porque uno puede identificarse más facilmente. si, hermoso.

http://vocesdelvientopintandoensulienzo.blogspot.com/

jose antonio ledezma dijo...

susurra su nombre con parte del aliento que queda al despertar,
deja valla con el agua que cura tu alma.
no olvides lo bueno. nunca. asi es mejor.