jueves, mayo 14, 2009

Soledades 1

La rapidez con que te olvido es lenta, demasiado pausada, muy inexistente como para hablar de ella, invisible, muerta. Me lleva de la mano a través de los recuerdos, entre manecillas de relojes sin avance. Se acompaña de amaneceres desolados, y mirándome, sabe que ha perdido la batalla, aún cuando no empezó a luchar, por que en mis días (ayeres y mañanas) sólo hay tiempo para no dejar cesar a esta memoria que, hasta siempre y por hoy desde hace muchos años, recordándote está. Bla, bla, bla ...

7 comentarios:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

Olvidar es como que casi imposible, creo que como dice el dicho "El muerto se olvida cuando se encuentra un sustituto".. creo que era asi. =S

kate dijo...

Olvidar es lento.. siempre es leeeento...

que lindo retomar a mis blogs favoritos... ya los extrañaba :(! he estado malita de salud :(

La sonrisa de Hiperión dijo...

"La rapidez con que te olvido es lenta"


Amiga, olvidar, siempre cuesta mucho trabajo...

Saludos

Cesc dijo...

Quizas lo mejor es no olvidarse...

Drella dijo...

El Olvido la lleva de la mano, y se para en cada recuerdo y en cada palabra. Pero ella sólo oye Bla Bla Bla.

Seb dijo...

Adoro como escribis, y la verdad es que el tema que tocaste esta vez me toca bastante.
Que tengas lindo Domingo, suerte.

[^Italian_Angel^] dijo...

Algunos dicen que un clavo saca a otro... Yo pienso que la marca que deja el segundo no puede nunca ser igual a la del primero, la madera queda agujereada sin remedio..

Un dia veras esa tabla y no te preguntaras cuando se hizo esa muesca ni porque. Tal vez eso se defina como "olvidar" pero la marca no desaparecera, solo aprenderas a aceptarla.


Lindo texto.. me gusto