domingo, mayo 31, 2009

Adicta a ti

Tu nombre es mudo.
Y sin hablarme
me besaste el alma.
Y desde ese día,
me paso buscandote en todas partes.


Nadie,
adicta a eso que me diste
antes de decirte sí.



...de haberlo sabido habría sido distinto.
Perdamos otra vez el tiempo
y la memoria.