sábado, enero 31, 2009

Es la primera vez que hablamos en este año, bueh sin contar la madrugada del uno de enero...
y me doy cuenta de que hacía siglos que no hablábamos en serio. De que nos hemos convertido en completos desconocidos, y ya no sabes nada de mí (ni sé nada de ti). Ya no te cuento mis problemas, ya no me sale. Y no sé si eso es bueno o malo.

Sí, me encantó hablar contigo.

Creo que cada vez estoy menos enamorada de ti.
Y eso sí que es bueno.

2 comentarios:

Lorena G.B dijo...

Odio cuando no te sale contar los problemas a quien se los contabas siempre.

Muaa!

Vivienne dijo...

Si también asi se siente...
A veces creo ke en verdad es dificl que esto no pase, en que momento dejamos de comparir todo? para solo comnpartir unicamente lo ke keremos ke el otro sepa? y porke eso deja de ser todo..